Gaceta Extraordinaria febrero 2024
Encuentros con estudiantes y con maestras y maestros
Se publica en el DOF el Estándar de Competencia, elaborado por la UnADM
regresar
avanzar
 

Cuando se trata de temas nutricionales, se considera a la alimentación como parte fundamental de la salud de cada individuo. Entre la vasta selección de alimentos, existe uno que se podría afirmar que es el más importante, pero muchas veces no se considera como tal, debido a la forma que posee. Dicho alimento es el agua, el líquido vital responsable de muchas formas de vida en la Tierra, pero también de diversas funciones del cuerpo humano y parte fundamental de la alimentación.

art 04 02

El agua es un elemento importante en la vida y por ende en la dieta. Nutricionalmente hablando, se considera como un alimento pues puede contener nutrientes como sodio, calcio, magnesio o potasio y estos participan en diversas funciones del organismo. Los nutriólogos la incluyen en las pirámides nutricionales como parte elemental de los planes alimenticios. Al ser tan común, podría pasar desapercibida. Entre el 20 y el 30 % del agua que conforma el cuerpo humano proviene de los alimentos.

Al igual que las vitaminas y minerales, este vital líquido no aporta energía, aunque es el principal elemento del cuerpo. El 60 % del agua que está en el organismo se encuentra en las células y es por lo que la hidratación adecuada es importante. A nivel celular, interviene en la mayoría de las reacciones químicas. Tiene la capacidad de salir y entrar fácilmente de la célula. Sirve como vehículo de transporte de las sustancias que se encuentran en el cuerpo. De acuerdo con CANI (2020) durante la gestación, el líquido amniótico se conforma principalmente por este elemento.

Por tanto, es fundamental en el proceso digestivo pues ayuda a convertir los alimentos en energía. A su vez, elimina toxinas lo que contribuye con el proceso de desintoxicación del cuerpo. La buena hidratación mantiene la temperatura corporal a través del sudor, evita que las articulaciones se friccionen entre sí, pues a diferencia de otro tipo de líquidos que ingresan al cuerpo, tiene la característica de funcionar como un lubricante. Otro beneficio es que mantiene una piel más saludable y, en general, el de todos los sistemas del cuerpo humano.

Como se puede observar, el agua no se trata de solo un elemento más, pues su ingesta es indispensable. La hidratación inadecuada puede traer consecuencias en la salud como problemas renales, problemas de circulación, mala digestión, entre otros. A pesar de ello, como se encuentra en la mayoría de los alimentos es muy fácil consumirlo en forma de frutas y vegetales, pero siempre es recomendable ingerir agua simple en lugar de jugos y refrescos con altos contenidos de azúcar que dañan al organismo.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) (2017), el agua que ingresa al cuerpo humano se elimina a través de la orina, el sudor y la respiración, perdiendo de 2 a 2.5 L de agua por día. Puesto que el agua contiene sodio, potasio, flúor y electrolitos, también hay una pérdida de ellos cuando este líquido sale del cuerpo. Por consiguiente, es importante mantenerse en constante hidratación, pues de este modo se asegura que los nutrientes puedan llegar a los órganos y tejidos que el organismo requiere para su normal funcionamiento.

En este sentido el balance hídrico tiene alta relevancia, pues este concepto se refiere al balance entre la ingesta de líquidos y las salidas de este. La EOC (2022) señala que existen tres tipos de balances:

 

Tabla 1. Tipo de balances hídricos

Balance positivo

La ingesta de agua es mayor a la que se pierde.

Balance negativo

La pérdida de líquidos es mayor a la que se ingiere.

Balance normal

La cantidad de líquido que se ingiere coincide con la cantidad que se pierde.

Fuente: elaboración propia.

La deshidratación es una señal de que el organismo se encuentra en un balance hídrico negativo. Además de dicha señal, este estado puede provocar fatiga, debilidad mareos, taquicardia, caer en coma e incluso en situaciones extremas se puede perder la vida. La sobrehidratación tampoco es lo óptimo pues ésta también trae consecuencias como piernas hinchadas, necesidad continua de orinar, cansancio, confusión y debilidad. En el peor de los escenarios, la sobrehidratación provoca que el agua llegue a los pulmones y la respiración se torne difícil.

En la sociedad actual y con la aparición en el mercado de bebidas con alto contenido en azúcar, la forma de hidratarse ha ido cambiando al grado de que el exceso en el consumo de refrescos afecta de manera considerable la salud de la sociedad: “Sobre los daños a la salud, se ha demostrado que un alto consumo de azúcares produce enfermedades como obesidad, trastornos metabólicos y caries” (INSP, 2020). Además de relacionarse con la obesidad que a su vez se relaciona con diabetes tipo II, hipertensión, ciertos tipos de cáncer, entre otros.

art 04 03

En México se consumen 163 L de refresco por persona en promedio,  haciendo que ocupe el primer lugar a nivel mundial. Una familia mexicana destina el 10 % de sus ingresos para la compra de refrescos (Delgado, 2019). Cabe resaltar que el consumo de este tipo de bebidas trae serias consecuencias en la salud poblacional, pues debido a ello mueren 24 mil mexicanos ya que estás bebidas contienen exceso de azúcares y por ende también exceso de calorías.

Con el objetivo de que la sociedad mexicana adquiera hábitos cada vez más saludables, se ha creado una jarra del buen beber, que es propuesta por la Secretaría de Salud. Esta jarra se trata de una guía en la que se detalla los tipos de bebidas y las cantidades diarias a consumir, donde predomina la ingesta de agua simple y se propone beber un promedio de entre 1.5 a 2 L de agua al día. Con esta medida, una persona promedio obtendría la hidratación necesaria (ISSSTE, 2019).

Si bien, en la jarra del buen beber se menciona a los refrescos y las aguas de sabor, estas se encuentran en el último nivel, aunque no son recomendables por lo que su ingesta debe evitarse. La cantidad recomendada de este tipo de bebidas es de 0 vasos. Como se ha mencionado al inicio, en nutrición las bebidas son consideradas como alimentos, por ende, hay que vigilar tanto lo que se come como lo que se bebe.

Recapitulando, el agua es un alimento y por sus características y beneficios en la salud, es un elemento imprescindible en todo plan alimenticio. Aunque se ha sugerido una cantidad de agua promedio por consumir diariamente, cada persona tendrá un requerimiento específico. Ello dependerá de factores como la edad, el estado de salud, el estilo de vida, entre otros que el nutriólogo considerará importantes para el cálculo. Para mejor información al respecto es pertinente acudir con un profesional de la salud y la nutrición.

art 04 04

Referencias

CANI (13, julio 2020). La importancia del agua en la alimentación. Disponible en: LA IMPORTANCIA DEL AGUA EN LA ALIMENTACIÓN | Centro de Atención Neurológico Integral (cani.com.co)

Delgado, S. (28, octubre 2019). México, primer consumidor de refrescos en el mundo. GACETA UNAM. Disponible en: México, primer consumidor de refrescos en el mundo - Gaceta UNAM

Escola d’Oficis Catalunya (13, julio 2022). El balance hídrico, ¿qué es y en qué afecta? Disponible en: El balance hídrico, ¿qué es y en qué afecta? | Auxiliar Enfermería EOC

Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) (30, julio 2020). Bebidas azucaradas y muertes en México. Gobierno de México. Disponible en: Bebidas azucaradas y muertes en México (insp.mx)

Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) (9, octubre 2019). Beneficios de la jarra del buen beber. Disponible en: Beneficios de la jarra del buen beber | Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado | Gobierno | gob.mx (www.gob.mx)

Secretaría de Salud (23, abril 2015). Consumo de agua. Disponible en: Consumo de agua brinda beneficios al organismo | Secretaría de Salud | Gobierno | gob.mx (www.gob.mx)

Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) (1, noviembre 2017). La jarra del buen beber. La importancia de mantenerte bien hidratado. Disponible en: La jarra del buen beber. La importancia de mantenerte bien hidratado. | Procuraduría Federal del Consumidor | Gobierno | gob.mx (www.gob.mx)


Fotografías e imágenes:

Tania Velasco, Freepik, Rebeca Mazón, Benjamín Delgado, Ángel Campos y Vladimir Balderas.