Gaceta Extraordinaria febrero 2024
Encuentros con estudiantes y con maestras y maestros
Se publica en el DOF el Estándar de Competencia, elaborado por la UnADM
regresar
avanzar
 

art 03 02

En junio de 2021, la plataforma Netflix estrenó una serie documental llamada Cuerpo humano: un mundo entrañable en la que a lo largo de sus seis episodios recoge testimonios en torno a historias sobre cómo el cuerpo humano nos ayuda a salir adelante de situaciones desafortunadas o a realizar actividades de alto impacto como los deportes extremos. Sin embargo, me quiero centrar en el episodio número 2: “Pulso”.

Este episodio gira en torno al corazón y el proceso que lleva a cabo para mantener al cuerpo con vida mediante el sistema cardiovascular. Dentro del capítulo hay un parte que ejemplifica esto: se cuenta la historia de Kitty Calhoun, una atleta profesional que practica alpinismo sobre muros de hielo. Escalar implica poner a trabajar el cuerpo en situaciones en las que el oxígeno escasea, en algo ya de por sí límite: trepar en vertical sobre hielo a altitudes no humanas. Para lograrlo necesita entrenar su corazón para que bombee mayor cantidad de sangre con cada latido: trabajar menos de manera más eficiente. Esto representa un estrés físico y mental, pues solo pende de un hacha y de su habilidad para subir paso a paso.  

En situaciones como ésta hay algo que es indispensable controlar, el miedo. Evidentemente, esto representa un riesgo. Claro que ella podría evitarlo si no escalara, si no saliese de la comodidad de su casa, pero sin eso no habría documental, historia ni lecciones de vida. La única manera de minimizar ese riesgo es tomando buenas decisiones y para ello debe acumular experiencia; es decir, enfrentándose a él constantemente. Un paso a la vez.

Podría pensarse que este capítulo no habla sobre el emprendimiento. O quizás sí, pero de manera indirecta. En el conversatorio De la idea a la realidad: aprendiendo a emprender, el propósito fue discutir sobre las características que debe poseer un emprendedor. La conducción estuvo a cargo de Angélica López Merlín, responsable del programa educativo de la Licenciatura en Gestión y Administración de PyMES. Para abordar el tema se formularon cuatro preguntas que cada participante, con un tiempo límite de 5 minutos, tuvo oportunidad de responder.

art 03 03

Los invitados especialistas que se dieron cita de manera virtual fueron Maritza García Montañez, coordinadora y profesora del Diplomado en Mindfulness y Compasión para la Salud y el Bienestar; José Antonio Velasco Martínez, profesor del Centro de Estudios de Ciencias de la Comunicación (CECC); e Isaac Gonzalo Mancera Betancourt, de la Coordinación de Extensión de Vinculación y Desarrollo Social de esta casa de estudios.

Las preguntas que guiaron la plática fueron: ¿cómo es el perfil de un emprendedor con propósitos definidos? ¿Cómo potencializar las habilidades emprendedoras? ¿Qué se necesita para concretar un emprendimiento? Y, por último: ¿cómo la Universidad Abierta y a Distancia de México podría promover la creatividad y el emprendimiento?

García Montañez mencionó que un emprendedor debe tener propósitos definidos, sueños y sentido de responsabilidad. Ella enfatizó la importancia de trabajar diligentemente y mantener el enfoque en los objetivos del proyecto.  Velasco Martínez, por su parte, añadió que la implicación en el proceso y el compromiso con el camino son fundamentales para los emprendedores. Y Mancera Betancourt destacó las cualidades de líder, el trabajo en equipo, la tenacidad, la pasión y la creatividad como rasgos esenciales para los emprendedores.

Para García Montañez, el emprendedor: “debe ser un ser que tenga propósitos, que sueñe que se sienta seguro de que lo va a lograr y muy importantemente, sobre todo, que sea un sujeto realmente responsable”. Es decir: “tiene que ser una persona que desee algo y que sueñe y que lo quiera realmente con esfuerzo, porque se necesita realmente trabajar con responsabilidad, se necesita tener seguridad para saber lo que se quiere y por dónde se va a caminar, por dónde se va a ir hacia ese sueño”.

José Antonio Velázquez, señaló: “el tema del emprendimiento no son sueños, es estar comprometido con el proceso, no con el fin: hay que involucrarse plenamente con todo el proceso, puesto que el proceso del emprendedor es querer hacer”.

Isaac Gonzalo Mancera también mencionó: “algunas características importantes del emprendedor es que debe ser líder, debe saber dirigir su grupo de trabajo con entusiasmo con motivación para cumplir las metas y los objetivos que se planteen; es todo un proceso […] debe ser tenaz, debe apasionarse en lo que hace y no desistir, no tener miedo al fracaso porque al final es enfrentar retos y desafíos que se presentan”. Y en otro momento de la plática, anotó: “[es necesario] fortalecer o incrementar las capacidades de un emprendedor, [es decir]; relacionarse con otros profesionales, sobre todo con personas con características en común para aprender lo mejor de ellos y para ampliar los conocimientos, ya que el relacionarse inspira desarrollar mejores ideas”.

Si bien en toda la plática hubo muchos puntos en común, bien intencionados y dirigidos tanto a estudiantes como al público que se acerque, hay algo que obviaron y me parece importante recalcar para todo aquel que desee emprender: la concentración. Quiero subrayar: concentrarse es la capacidad de enfocarse y atender plenamente una sola cosa. Y es aquí donde el documental arriba mencionado hace un énfasis: Kitty Calhoun cada vez que se para frente a una pared de hielo tiene miedo. Y por qué no habría de serlo así si la pared que se eleva frente a ella, a pesar de su sólida apariencia es frágil: se deshiela y rompe. Además, el filo mortal entre resbalar y caer, o subir depende de qué tan bien controle su respiración, su mente y su cuerpo. Sabe que para llegar a la cima debe subir, pero cada escalada es distinta y peligrosa. Así que toma aire, camina, respira, se concentra, enfoca y embiste: un paso a la vez.

Me parece que el emprendimiento, entonces, no es tan distinto. Es cierto, nadie se juega la vida como tal: los errores no se pagan así de caros, pero recorrer ese camino requiere enfoque, acumulación de errores y control de las respuestas de la mente ante las incomodidades, llámense miedo, cansancio, desazón, soledad o renuncia.

La charla completa se puede visitar en el Canal UnADM, en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=S1fbybHKAqc&ab_channel=CanalUnADM

 


Fotografías e imágenes:

Tania Velasco, Freepik, Rebeca Mazón, Benjamín Delgado, Ángel Campos y Vladimir Balderas.